La Embajada de El Salvador en Venezuela, junto con la Asociación de Salvadoreños en Venezuela (ASALVEN), celebraron el pasado sábado 19 de mayo el Día de las Madres y la tradicional adoración a la Cruz de Mayo.

En el festejo, el cual tuvo lugar en las instalaciones de la representación  en Caracas, participaron varias compatriotas, acompañadas de su familia. También participaron varios amigos de la comunidad de salvadoreña.

Las palabras del acto estuvieron a cargo del embajador Román Mayorga, quien aprovechó la ocasión para felicitar a todas las madres asitentes al evento. Posteriormente, se escuchó una versión musicalizada del poema "Las manos de mi madre", del célebre autor salvadoreño, Alfredo Espino.

La reunión también fue propicia para exponer a la comunidad temas de interés, como los son la creación de la Ley Especial para la Protección y Desarrollo de la Persona Migrante y su Familia; y la consulta ciudadana que impulsa el Gobierno del presidente MAuricio Funes relativa al voto en el exterior.

Asimismo, se hizo la presentación oficial de la página institucional en internet de la Embajada de El Salvador en Venezuela, herramienta creada para dar a conocer a a los conmpatriotas residentes en ese país, y al mundo entero, el trabajo que realiza la representación diplomática y consular de nuestro país en Caracas.

 

Los aromas y sabores característicos de la cocina de nuestro país conquistaron el paladar de los connacionales y foráneos durante la Primera Muestra Gastronómica Salvadoreña, organizada por la Asociación de Salvadoreños en Venezuela (ASALVEN) y la Embajada de El Salvador en ese país.

En la muestra culinaria, realizada recientemente en las instalaciones de la sede diplomática, el público asistente tuvo la oportunidad de degustar variados platillos salvadoreños por excelencia, como los tradicionales panes con pavo, pastelitos, yuca con chicharrón, pupusas, empanadas, semita y quesadillas, y refrescos de horchata y ensalada.

El evento sirvió para recaudar fondos que permitan a ASALVEN desarrollar actividades que proyecten la imagen de nuestra nación en Venezuela, de la mano con la representación salvadoreña.

Asimismo, actividades como esta, que se realizan de forma regular, propician la unidad de la diáspora salvadoreña residente en el país suramericano.

La Embajada de El Salvador en Venezuela participó durante el mes de marzo en diversos eventos en honor a la memoria de monseñor Óscar Arnulfo Romero, en el marco del XXXII aniversario de su martirio.

Las actividades comenzaron el 13 de marzo con la exposición del embajador Román Mayorga en el Seminario Internacional sobre Derechos Humanos “Normativa y mecanismos de protección”, realizado en la Universidad Central de Venezuela (UCV), uno de los  centros de estudios superiores más prestigiosos de este país.

En su intervención, el funcionario salvadoreño se refirió al Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con violaciones graves de los derechos humanos y de la dignidad de las víctimas, que se celebra cada 24 de marzo en honor al guía espiritual de los salvadoreños.

“Monseñor Romero se decantó por la defensa de los derechos de los más desprotegidos y necesitados de nuestro país. Es por eso, precisamente, que Naciones Unidas decidió honrar su memoria y la de todos aquellos que han dedicado su vida a  la protección y promoción de los derechos humanos”, dijo Mayorga a los presentes.

Una semana después, la Cátedra Libre “Monseñor Romero” de la UCV, junto con la Embajada salvadoreña, inauguraron en la Biblioteca Central del recinto educativo la exposición fotográfica “Monseñor Romero Vive”, la cual relata con imágenes la vida, obra y el legado del ex arzobispo metropolitano de San Salvador.

Académicos, estudiantes y usuarios de la biblioteca visitan a diario la exhibición que estará disponible al público hasta el próximo 20 de abril.

Mientras que el 23 de marzo, el Embajador Mayorga, acompañado por el padre Raúl Herrera y Pilar Silveira, ambos directores de la Cátedra Libre “Monseñor Romero”, visitaron el colegio Monseñor Óscar Arnulfo Romero, donde convivieron con los docentes y alumnos, y desarrollaron, además, un conversatorio donde les hablaron a los niños y las niñas sobre la tierra que vio nacer al sacerdote salvadoreño y sobre su legado para la humanidad.

Asimismo, los estudiantes montaron una obra basada en diferentes pasajes de la vida del líder religioso.

El ciclo de actividades conmemorativas culminó el día siguiente con la celebración de una misa dedicada al sacerdote y defensor de los derechos humanos, la cual fue acompañada por la coral del colegio que lleva su nombre.

Monseñor Romero es una figura célebre por sus constantes denuncias contra las violaciones a los derechos humanos que sufría el pueblo salvadoreño a finales de los setentas. Fue víctima de un atentado que acabó con su vida el 24 de marzo de 1980.

La Representación Diplomática de El Salvador en Venezuela celebró recientemente la entrega de los Premios del Bicentenario, en el marco de la celebración de los 200 años del Primer Grito de Independencia de Centroamérica.

Los galardonados fueron el venezolano, Ernesto Kleber, un abogado internacionalista, quien recibió el reconocimiento “Amigo de El Salvador”; mientras que al pianista y empresario, Omar Mejía, le fue conferido el título de  “Salvadoreño Distinguido”, en ese país. Ambas personalidades fueron elegidas en consenso por la Embajada de El Salvador y la junta directiva de la Asociación Salvadoreña en Venezuela (ASALVEN).

“Han sido elegidos por sus amplios logros personales y profesionales, por su espíritu de servicio  con la comunidad salvadoreña y por su colaboración en las distintas actividades que impulsa esta sede y ASALVEN”, expresó el embajador salvadoreño asignado en Venezuela, Román Antonio Mayorga.

Los Premios del Bicentenario son un galardón  que el Ministerio de Relaciones Exteriores, a través de sus Embajadas y Consulados, entrega a compatriotas y personalidades que han trabajado para mejorar la calidad de vida de los salvadoreños en el exterior y para contribuir al desarrollo del país.

En el marco de las celebraciones del Día de la Niñez Salvadoreña, la Embajada de El Salvador en Venezuela y la Asociación de Salvadoreños en Venezuela (ASALVEN) organizaron la Tarde de Disfraces y Piñatas, dedicada a los pequeños representantes de la diáspora residente en el país suramericano.

Entre juegos típicos, piñatas y pastel, los chiquitines tuvieron la oportunidad de acercarse a su cultura de origen, como parte del arraigo que la representación diplomática busca fomentar en las nuevas generaciones de salvadoreños en el exterior.

También fueron distribuidos entre las familias asistentes varios ejemplares de la obra  “El Pequeño Libro de los Derechos, los Deberes y las Virtudes”, escrito por Florentín Meléndez y editado recientemente por la Cancillería de El Salvador.

Por segundo año consecutivo, la Asociación de Salvadoreños en Venezuela (ASALVEN), con el apoyo de la Embajada de El Salvador en ese país, realizaron el pasado 1 de octubre el  II Festival de la Pupusa, evento que reunió a decenas de connacionales radicados en la nación suramericana.

El tradicional curtido, la sabrosa salsa de tomate y la refrescante bebida de horchata  no podían faltar en este encuentro gastronómico, en el que la diáspora salvadoreña pudo atenuar la nostalgia culinaria y en el que la concurrencia venezolana tuvo la oportunidad de saborear uno de los platillos más representativos de nuestra cocina nacional: las pupusas.

Con miras a promover el turismo hacia nuestro país, durante el festival también se montó la exposición fotográfica “Suchitoto”,  editada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador,  en honor a esta ciudad colonial ubicada al norte del departamento de Cuscatlán.

De acuerdo con el representante de la diplomacia salvadoreña en Venezuela, Román Mayorga, este tipo de actividades “son una oportunidad para que los connacionales se acerquen y convivan, y permite, además, proyectar a la cultura cuscatleca”.

Los organizadores esperan repetir este festival en 2012.

La comunidad salvadoreña se reunió el pasado 5 de agosto en las instalaciones de la Embajada de El Salvador en Caracas para celebrar el Día del Divino Salvador del Mundo.

El inicio de la ceremonia estuvo a cargo del embajador Román Mayorga, quien dio la bienvenida a la feligresía salvadoreña y a otros invitados. Luego se procedió a la proclamación de la palabra, la cual estuvo a cargo de la madre uruguaya Pilar Silveria, quien fue asistida por la compatriota Ana María de la Veglia.

Mientras que el poeta venezolano Ernesto Kleber  compartió con la concurrencia su poema “El Salvador del Mundo”, en honor al patrono de los salvadoreños.

El acto clerical propició un acercamiento entre los compatriotas y reforzó sus vínculos con su tierra natal.

“Lánzate a descubrir El Salvador impresionante” fue el nombre del proyecto turístico que lanzó la Embajada de El Salvador en Venezuela durante la Feria de Naciones 2011, organizada por la Asociación de Diplomáticos en Venezuela.

En el estand de la representación salvadoreña se exhibieron fotografías de los diversos  paisajes, las acogedoras playas, los  imponentes volcanes y la cultura milenaria que ofrece la tierra cuscatleca a todos aquellos que quieran dejarse impresionar con su belleza.

También se tuvo la oportunidad de participar en el desfile de trajes típicos, en el que los atuendos salvadoreños fueron de los preferidos por la concurrencia.

En esta edición, la Feria de Naciones reunió a 32 delegaciones diplomáticas de distintas latitudes.  Se estima que alrededor de 6 mil personas asistieron al evento.

Con miras a contribuir  al enriquecimiento formativo de la Biblioteca Los Palos Grandes, de la Fundación Cultura Chacao, el embajador de El Salvador en Venezuela, Román Mayorga,  entregó a esta institución la Colección Básica de Literatura e Historia Salvadoreña, editada por la Dirección de Publicaciones e Impresos.

En total, se donaron 42 ejemplares de las obras escritas por los más emblemáticos representantes de las letras salvadoreñas, los cuales fueron recibidos por la directora de la Fundación, Diana López Mendoza, y el personal a cargo de la biblioteca.

De acuerdo con el embajador Mayorga, la donación “responde a la solicitud hecha por la Fundación Cultural Chacao, la cual mostró interés en contar con diversas publicaciones salvadoreñas y ponerlas a disposición de  sus usuarios”.

Mendoza, por su parte, agradeció la respuesta de la sede diplomática y ofreció  las instalaciones de la fundación  para actividades culturales que la embajada quiera llevar a cabo.

Cultura Chacao es una institución que enmarca su actividad en un modelo de gestión participativa y autónoma, con el compromiso de mejorar cada día la calidad de vida de los venezolanos.

La donación de la colección literaria fue posible gracias a las gestiones del Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador, a través de la Dirección General de Cultura.

La Embajada de El Salvador en Venezuela fue la sede del pre-estreno de la miniserie para televisión “La única opción”, producción inspirada por la vida y obra de monseñor Óscar Arnulfo Romero y los jesuitas mártires de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”.

“La única opción” narra la historia de Clemente, quien es el Obispo Auxiliar en un país donde está instalada una dictadura de facto, y en su afán por vivir en carne propia la realidad más profunda del pueblo, abandona el arzobispado y comienza a trabajar como carpintero en una constructora.

En la muestra  previa de la obra audiovisual estuvo presente el conocido director venezolano y realizador de la miniserie, Eduardo Gadea Pérez, quien compartió detalles de su obra con los representantes de distintas sedes diplomáticas y con la comunidad salvadoreña que asistió a la proyección.

“La única opción” fue financiada por el gobierno bolivariano, con la finalidad de impulsar y promover el desarrollo cultural sin discriminación en ese país suramericano.

Página 11 de 11