La Representación Diplomática de El Salvador en Venezuela celebró recientemente la entrega de los Premios del Bicentenario, en el marco de la celebración de los 200 años del Primer Grito de Independencia de Centroamérica.

Los galardonados fueron el venezolano, Ernesto Kleber, un abogado internacionalista, quien recibió el reconocimiento “Amigo de El Salvador”; mientras que al pianista y empresario, Omar Mejía, le fue conferido el título de  “Salvadoreño Distinguido”, en ese país. Ambas personalidades fueron elegidas en consenso por la Embajada de El Salvador y la junta directiva de la Asociación Salvadoreña en Venezuela (ASALVEN).

“Han sido elegidos por sus amplios logros personales y profesionales, por su espíritu de servicio  con la comunidad salvadoreña y por su colaboración en las distintas actividades que impulsa esta sede y ASALVEN”, expresó el embajador salvadoreño asignado en Venezuela, Román Antonio Mayorga.

Los Premios del Bicentenario son un galardón  que el Ministerio de Relaciones Exteriores, a través de sus Embajadas y Consulados, entrega a compatriotas y personalidades que han trabajado para mejorar la calidad de vida de los salvadoreños en el exterior y para contribuir al desarrollo del país.

En el marco de las celebraciones del Día de la Niñez Salvadoreña, la Embajada de El Salvador en Venezuela y la Asociación de Salvadoreños en Venezuela (ASALVEN) organizaron la Tarde de Disfraces y Piñatas, dedicada a los pequeños representantes de la diáspora residente en el país suramericano.

Entre juegos típicos, piñatas y pastel, los chiquitines tuvieron la oportunidad de acercarse a su cultura de origen, como parte del arraigo que la representación diplomática busca fomentar en las nuevas generaciones de salvadoreños en el exterior.

También fueron distribuidos entre las familias asistentes varios ejemplares de la obra  “El Pequeño Libro de los Derechos, los Deberes y las Virtudes”, escrito por Florentín Meléndez y editado recientemente por la Cancillería de El Salvador.

Por segundo año consecutivo, la Asociación de Salvadoreños en Venezuela (ASALVEN), con el apoyo de la Embajada de El Salvador en ese país, realizaron el pasado 1 de octubre el  II Festival de la Pupusa, evento que reunió a decenas de connacionales radicados en la nación suramericana.

El tradicional curtido, la sabrosa salsa de tomate y la refrescante bebida de horchata  no podían faltar en este encuentro gastronómico, en el que la diáspora salvadoreña pudo atenuar la nostalgia culinaria y en el que la concurrencia venezolana tuvo la oportunidad de saborear uno de los platillos más representativos de nuestra cocina nacional: las pupusas.

Con miras a promover el turismo hacia nuestro país, durante el festival también se montó la exposición fotográfica “Suchitoto”,  editada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador,  en honor a esta ciudad colonial ubicada al norte del departamento de Cuscatlán.

De acuerdo con el representante de la diplomacia salvadoreña en Venezuela, Román Mayorga, este tipo de actividades “son una oportunidad para que los connacionales se acerquen y convivan, y permite, además, proyectar a la cultura cuscatleca”.

Los organizadores esperan repetir este festival en 2012.

La comunidad salvadoreña se reunió el pasado 5 de agosto en las instalaciones de la Embajada de El Salvador en Caracas para celebrar el Día del Divino Salvador del Mundo.

El inicio de la ceremonia estuvo a cargo del embajador Román Mayorga, quien dio la bienvenida a la feligresía salvadoreña y a otros invitados. Luego se procedió a la proclamación de la palabra, la cual estuvo a cargo de la madre uruguaya Pilar Silveria, quien fue asistida por la compatriota Ana María de la Veglia.

Mientras que el poeta venezolano Ernesto Kleber  compartió con la concurrencia su poema “El Salvador del Mundo”, en honor al patrono de los salvadoreños.

El acto clerical propició un acercamiento entre los compatriotas y reforzó sus vínculos con su tierra natal.

“Lánzate a descubrir El Salvador impresionante” fue el nombre del proyecto turístico que lanzó la Embajada de El Salvador en Venezuela durante la Feria de Naciones 2011, organizada por la Asociación de Diplomáticos en Venezuela.

En el estand de la representación salvadoreña se exhibieron fotografías de los diversos  paisajes, las acogedoras playas, los  imponentes volcanes y la cultura milenaria que ofrece la tierra cuscatleca a todos aquellos que quieran dejarse impresionar con su belleza.

También se tuvo la oportunidad de participar en el desfile de trajes típicos, en el que los atuendos salvadoreños fueron de los preferidos por la concurrencia.

En esta edición, la Feria de Naciones reunió a 32 delegaciones diplomáticas de distintas latitudes.  Se estima que alrededor de 6 mil personas asistieron al evento.

Con miras a contribuir  al enriquecimiento formativo de la Biblioteca Los Palos Grandes, de la Fundación Cultura Chacao, el embajador de El Salvador en Venezuela, Román Mayorga,  entregó a esta institución la Colección Básica de Literatura e Historia Salvadoreña, editada por la Dirección de Publicaciones e Impresos.

En total, se donaron 42 ejemplares de las obras escritas por los más emblemáticos representantes de las letras salvadoreñas, los cuales fueron recibidos por la directora de la Fundación, Diana López Mendoza, y el personal a cargo de la biblioteca.

De acuerdo con el embajador Mayorga, la donación “responde a la solicitud hecha por la Fundación Cultural Chacao, la cual mostró interés en contar con diversas publicaciones salvadoreñas y ponerlas a disposición de  sus usuarios”.

Mendoza, por su parte, agradeció la respuesta de la sede diplomática y ofreció  las instalaciones de la fundación  para actividades culturales que la embajada quiera llevar a cabo.

Cultura Chacao es una institución que enmarca su actividad en un modelo de gestión participativa y autónoma, con el compromiso de mejorar cada día la calidad de vida de los venezolanos.

La donación de la colección literaria fue posible gracias a las gestiones del Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador, a través de la Dirección General de Cultura.

La Embajada de El Salvador en Venezuela fue la sede del pre-estreno de la miniserie para televisión “La única opción”, producción inspirada por la vida y obra de monseñor Óscar Arnulfo Romero y los jesuitas mártires de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”.

“La única opción” narra la historia de Clemente, quien es el Obispo Auxiliar en un país donde está instalada una dictadura de facto, y en su afán por vivir en carne propia la realidad más profunda del pueblo, abandona el arzobispado y comienza a trabajar como carpintero en una constructora.

En la muestra  previa de la obra audiovisual estuvo presente el conocido director venezolano y realizador de la miniserie, Eduardo Gadea Pérez, quien compartió detalles de su obra con los representantes de distintas sedes diplomáticas y con la comunidad salvadoreña que asistió a la proyección.

“La única opción” fue financiada por el gobierno bolivariano, con la finalidad de impulsar y promover el desarrollo cultural sin discriminación en ese país suramericano.

El embajador de El Salvador en Venezuela, Román Mayorga, participó en el conversatorio  “El Salvador: “De la guerra civil a la paz negociada”, el cual se llevó a cabo el pasado lunes 17 de enero en el campus de la Universidad Central de Venezuela (UCV), en el marco del XIX aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz.

En el encuentro retrospectivo, organizado por la cátedra Monseñor Romero de dicha universidad, el Embajador Mayorga hizo una reseña histórica sobre las causas que desencadenaron en el conflicto armado salvadoreño a inicios de los años ochenta.

También participaron el exasesor jurídico de la negociación por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Pedro Nikken, quien disertó sobre el desarrollo del proceso de negociación para poner fin al enfrentamiento bélico en país, y el exjefe de la Misión de la Organización de las Naciones Unidas, Pedro Nikken, quien destacó el cumplimiento de los Acuerdos de Paz una vez concluida la guerra.

La concurrencia del evento estuvo conformada por autoridades, docentes y estudiantes del centro de estudios superiores, así como por representantes del cuerpo diplomático acreditados en la nación suramericana.

La reunión concluyó con la proyección de la obra audiovisual “Historia de la guerra”.

Página 9 de 9